viernes, 23 de julio de 2010

Caricia

Era curioso notar como cada caricia se multiplicaba en la piel dolida, enrojecida bajo sus manos, la boca entreabierta, humeda suplicaba la atencios de sus labios. Sus manos recorrian cama milimetro dde la ardiente piel, deseosa de mas, ansiosa, excitada.
Con un murmullo no podía hacer otra cosa que suplicar que me arrancara la piel, que calmara el deseo, que me hiciera arder en el fuego que me consumia.

Gemía entre sus manos, entre sus dedos, entre caricias y azotes mientras mi lengua incansable lamia cuanto se ponia al alcanze.
Note como se hundía en mi, con dureza, aferrándose con su boca a mis pechos, con sus dientes rasgando la piel; entre gemidos de dolor y placer sentir como todo se descontrolaba.

1 comentario:

Daryus dijo...

Me gustan las caricias que aferran con fuerza, que marcan territorios, poseyendo, caricias...
Besos